SPACE & RECOVERY SYSTEMS EXPERIENCE

ENTRY, DESCENT AND LANDING SYSTEMS (EDLS) FOR VARIOUS SPACE APPLICATIONS

Extensive Experience in Design and Development

SISTEMAS ESPACIALES

Airborne Systems es el líder indiscutido en el diseño y desarrollo de sistemas de aproximación, descenso y aterrizaje (EDLS) para aplicaciones espaciales. Desde aplicaciones de vuelos espaciales humanos hasta sondas planetarias, desde paracaídas (balísticos y Ram Air) hasta desaceleradores aerodinámicos inflables (IAD) y desde sistemas de recuperación en el aire (MAR) hasta sistemas de atenuación de aterrizaje y flotación, Airborne Systems tiene una amplia experiencia en aplicaciones espaciales y posee la distinción de ser el proveedor del sistema de recuperación para Discoverer 13 (Proyecto Corona), el primer elemento de fabricación humana que se pudo recuperar desde la órbita el 11 de agosto de 1960. Desde entonces, Airborne Systems ha diseñado y desarrollado sistemas EDLS para una amplia gama de aplicaciones espaciales tripuladas y no tripuladas, planetarias y terrestres. La unidad comercial Space Systems está dedicada a las aplicaciones espaciales y es el líder mundial en sistemas EDLS para aplicaciones de vuelos espaciales.

 

Experiencia y capacidades

  • Sistemas de recuperación de cápsulas
  • Sistemas de recuperación de Intensifcación
  • Sistemas de recuperación de Carga Útil
  • Sistemas EDL espaciales planetarios

Sistemas de recuperación de cápsulas

Airborne Systems respalda varios programas mediante el diseño y desarrollo de sistemas de aproximación, descenso y aterrizaje (EDLS) de cápsulas y naves espaciales tripuladas y no tripuladas.   En la actualidad, Airborne Systems está detrás de prácticamente todos los programas de vuelos espaciales humanos de EE. UU. y suministra los sistemas EDLS para las naves espaciales Orion, CST-100, y New Shepard. Si bien los detalles de cada sistema son únicos, todos emplean un conjunto de paracaídas balísticos principales, paracaídas pilotos y paracaídas de frenado, todos diseñados, fabricados y calificados para el vuelo por Airborne Systems. Airborne Systems también provee el sistema EDLS para las versiones de carga de estas naves espaciales y ha desarrollado diseños conceptuales, además de explorar otras ideas, para una variedad de naves espaciales de la actualidad, como Cygnus, el Vehículo de Reentrada Avanzado (ARV), ESA EXPERT y varios vehículos de retorno de carga presurizados y los vehículos de descarga de masa de la Estación Espacial Internacional (ISS).

Sistemas de recuperación de Intensifcación

Sistemas de recuperación de Intensifcación

Airborne Systems respalda la realización de una variedad de estudios conceptuales y programas de pruebas que tienen el objetivo de evaluar la factibilidad del uso de intensificadores y motores de recuperación de diferentes proveedores de vehículos de lanzamiento.  El ejemplo operacional más recientes para un sistema de recuperación de intensificación asistida de paracaídas es el programa Shuttle Solid Rocket Booster (SRB). Airborne Systems cree que las opciones de recuperación de intensificación ofrecen muchos beneficios potenciales para el mercado comercial espacial emergente y, por lo tanto, continúa trabajando con varios proveedores de vehículos de lanzamiento en conceptos para recuperar sus costosos activos de vehículos de lanzamiento.  La recuperación de intensificación puede permitir la restauración y reutilización y así bajar considerablemente los costos de vehículos de lanzamiento, además de poseer el beneficio adicional de contribuir al medio ambiente al recuperar estos activos antes de que se estrellen en los océanos y contaminen las aguas. Desde cohetes suborbitales hasta grandes vehículos de lanzamiento como Atlas y Vulcan, Airborne Systems posee la experiencia necesaria para permitir la recuperación de intensificación y la reutilización de vehículos de lanzamiento.

Sistemas de recuperación de Carga Útil

Sistemas de recuperación de Carga Útil

Airborne Systems posee las capacidades únicas para diseñar y desarrollar sistemas de recuperación de carga útil para una variedad de aplicaciones.  Desde cargas útiles lanzadas en cohetes, góndolas de balón experimentales de gran altitud y las misiones de descarga desde la ISS, Airborne Systems posee la experiencia y la tecnología necesarias para desarrollar un sistema de recuperación integral para prácticamente cualquier tipo de carga útil. Nuestros sistemas de recuperación abarcan todo el espectro de reingreso.  Para algunas condiciones de reingreso iniciales, Airborne Systems ha desarrollado una familia de desaceleradores aerodinámicos inflables (IAD). Estos dispositivos permiten un nuevo método de recuperación de costosos activos de vehículos de lanzamiento.  Airborne Systems está trabajando con ULA para desarrollar el concepto de “Reutilización Inteligente” para el motor de 1ra etapa de su nuevo vehículo de lanzamiento Vulcan. Este sistema EDLS utilizará la tecnología IAD de Airborne Systems.  El sistema también empleará un paracaídas Ram Air y paracaídas balísticos de frenado Airborne Systems, además de nuestra nueva tecnología de recuperación en el aire (MAR). Airborne Systems también diseña y desarrollar sistemas de atenuación de aterrizaje y sistemas de flotación de diversos tipos.  Estos dispositivos permiten mitigar los daños de la carga útil durante el aterrizaje terrestre y realizar operaciones de recuperación en el agua.

Sistemas EDL espaciales planetarios

Sistemas EDL espaciales planetarios

 

Airborne Systems ha respaldado muchos programas espaciales planetarios durante los años y desarrolló el sistema de aproximación, descenso y aterrizaje (EDLS) para el Beagle 2, una aeronave de aterrizaje británica que se lanzó en el 2003. Airborne Systems continúa su apoyo a otras misiones planetarias, como NASA JPL para el Desacelerador Supersónico de Baja Densidad (LDSD) y las misiones del MARS 2020.  Airborne Systems también busca apoyar varias misiones mediante los programas New Frontiers, Discovery y Venture de la NASA. Nuestras nuevas tecnologías IAD resultan especialmente relevantes para misiones de gran escala, como MARS, y resulta ser una tecnología que permitirá futuras misiones tripuladas.